30 años de el Gol imposible de Jorge Mortero Aravena (video)

437

Jorge Orlando Aravena Plaza es un ex futbolista chileno que tenía una pierna zurda tan potente como educada, por eso el mote de “El Mortero”.

Mortero Aravena PueblaAravena jugó en los clubes chilenos Santiago Morning, Deportes Naval, Universidad Católica, Unión Española y Audax Italiano, en el equipo colombiano Deportivo Cali, el brasileño Portuguesa y tuvo su paso por la Franja del Puebla, así también con el equipo español Villareal. Poco después de su retiro inició su carrera como entrenador y en 2012 dirigió a Lobos BUAP. Aravena tiene una estrecha relación con la ciudad de Puebla. El Chileno Jorge “Mortero” Aravena  es la “Máxima Figura” que ha tenido la franja junto con Poblete y otro puñado de camoteros. Aravena fue campeón en México en la temporada 1989-90.  Mortero Aravena teniendo como líder a Manuel Lapuente en el banquillo logró el triplete: el título de Copa, el título de Liga y el título de Campeón de Campeones.

Con la selección chilena tuvo un excelente desempeño anotando 22 goles en 37 encuentros portando “La Roja”. De esos 22 goles el más recordado por la afición chilena es el llamado “Gol imposible”.

Aquí la breve historia de este golazo vía Feirplei.

El contexto nos remonta a mediados de la convulsionada década de los años ochenta, en el tramo final de la dictadura chilena, y “La Roja” se jugaba sus cartas para clasificar a la Copa del Mundo México 1986, en un grupo para nada fácil, porque se enfrentaba a Ecuador y Uruguay, equipo que dos años después conseguiría la Copa América en Argentina.

Tras conseguir tres de cuatro puntos posibles frente a los ecuatorianos, el día señalado recibía en Ñuñoa a la ruda escuadra oriental, caracterizada en esos tiempos por ocupar con bastante frecuencia el juego brusco, pese a tener jugadores talentosos de la talla de Enzo Francescoli, Carlos Aguilera y el portero Rodolfo Rodríguez, considerado entonces como el “Mejor de América”.

Para este duelo clave, el técnico Pedro Morales puso en cancha a su mejor contingente: Roberto Rojas en el arco; la defensa con Lizardo Garrido, Mario Soto, Eduardo Gómez y Luis “Chupete” HormazábalHéctor Puebla, Alejandro Hisis, Miguel Angel Neira y Jorge Aravena para el mediocampo; dejando en el ataque a Carlos Caszely y Hugo Rubio.

Este duelo también recordado por la hostilidad que mostraban en la tribuna los hinchas chilenos, ya que incluso le cayeron varios proyectiles tanto a los futbolistas uruguayos como al árbitro de aquel partido, el colombiano Jesús Díaz, lo que obligó a paralizar en varias ocasiones la brega.

En el primer tiempo fue el elenco chileno quien controló las acciones, evitando caer en las constantes faltas que cometía “la Celeste”, y gracias a ello se pudo ir en ventaja al descanso, gracias al gol del“Pájaro” Rubio (28′); sin embargo, la joya del día se iba a concretar en la segunda parte.

Fue en el minuto 51, tras una falta que cometió, por el sector derecho cerca de la última línea, el defensor Nelson Diogo hacia Rubio que el juez “cafetero” cobró el tiro libre, momento que le sirvió al “Mortero” para comenzar a escribir su leyenda.

Fue en el minuto 51, tras una falta que cometió, por el sector derecho cerca de la última línea, el defensor Nelson Diogo hacia Rubio que el juez “cafetero” cobró el tiro libre, momento que le sirvió al Mortero Aravena para comenzar a escribir su leyenda.

“En los entrenamientos practicaba desde diferentes posiciones y había acertado en algunas ocasiones marcando un gol así, aunque sin barrera y sin la trascendencia del juego. En un principio la idea fue pegarle fuerte al primer palo, porque Rodríguez se había ubicado en el segundo palo. Después se movió y vino a pararse a uno o dos metros del primer palo, entonces me dejaba solo la opción para el segundo. Así la única opción era pegarle fuerte al balón, que tomara altura y cayese fuerte a la espalda del arquero para que no tuviese opción de reaccionar. Eso fue lo que sucedió finalmente”, recordó Aravena con “AS”.
“Fue una manera distinta de golpear el balón a como siempre lo hacía. No es muy común que se den tiros libes desde esa zona y que vayan directamente al gol. En la imagen se ve cómo le pego a la pelota y cómo trato de envolverla mucho para que subiera y bajara rápido. La idea era pegarle con velocidad para que el arquero no tuviera opción de reaccionar. Si le pegaba un chanfle suavecito le hubiera dado la posibilidad al arquero de tomar una segunda opción”

complementó el Mortero Aravena.

Si bien aquel triunfo sirvió poco, puesto que finalmente “La Roja” no logró clasificar a la cita planetaria, ya que luego de caer en Montevideo cedió su suerte en el repechaje con Paraguay, para el protagonista es un tanto inolvidable, catalogado por él mismo como el mejor de su carrera, y por si fuera poco, reconocido por FIFA.

“Que la FIFA le haya dado ese rótulo ayudó a darle más importancia a la jugada. Fue una satisfacción enorme. Que lo distingan como el autor de un gol con muy pocas probabilidades de marcarlo, llena de orgullo. También esto abarca al fútbol chileno, porque hasta el día de hoy no ha existido ningún futbolista en el planeta que haya logrado marcar un gol igual que ese”

, sentenció el “Mortero”.