Tomas-Boy-tecnico-Cruz-Azul_MILIMA20151003_0146_11

Un Jefe en la noria

Comparte este artículo

Era una noticia que ya todos cocinábamos, el jefe Tomas Boy, tiene la oportunidad de su vida, dirigir a un equipo de los llamados grandes,  es cierto que Boy no tiene palmares en su ya larga carrera, pero tampoco había tenido en sus manos  un equipo como Cruz Azul,  quizá el Atlas fue el equipo más  mediático al cual dirigió, pero la situación atlista  no era la mejor en ese entonces, Billy por fin escucho a la afición, o más bien escucho a  su hijo Robín, que fue el que pujo por Boy,  la afición soñaba con un técnico de carácter  fuerte, explosivo que cada que su equipo anote, celebre eufóricamente y que cuando perdiera,  fuera tan honesto  como para reconocerlo.

¿Que esperamos de Cruz Azul ahora con Tomas? Un equipo que tenga su sello,  dejar de ser ese equipo pecho frio, mostrar carácter y agresividad en cada una de sus líneas, morirse en la raya por una victoria y sentir la amargura de una derrota,  explosividad y  variantes  tanto ofensiva y defensivamente,  quitar a los jugadores cómodos (llámese Lucas Silva)  y  hacer sentir todo el poder del jefe Boy.

Boy tendrá que trabajar  mucho en el aspecto anímico así como limar asperezas con los viejos conocidos de cruz azul, Chaco, Pinto y Corona tendrán que entender que  ahora están en un mismo barco   y  si quieren remediar la situación, tienen que olvidar  viejos rencores y unirse a la causa azul. A mi opinión me agrada mucho la llegada de un técnico diferente, Boy rompe todos los moldes  de cualquier técnico de Cruz Azul, su carácter  enérgico y polémico hacen que  sea un punto diferente  a los anteriores técnicos, tal vez a cruz azul le hacía falta un poco de  esa locura que Tomas trae, además de que ambos tienen  hambre de un título, cruz azul lleva 18 años en la oscuridad, de  no tener títulos de liga y Tomas ya tiene una larga carrera y no ha podido conseguir un título, lo más cercano lo vivió con Monarcas pero no lo pudo concluir, los dos necesitan un título algo que les de credibilidad de sus trabajos, Tomas tiene una oportunidad grande de convertirse en un técnico de elite, como le sucedió a Herrera, ahora tiene que demostrar que su capacidad no solo se limita a tener buenos trabajos  con equipos de media tabla, la afición confía en él y tiene una misión muy complicada en su espalda, salvar el torneo y  salvar a cruz azul de la mediocridad en la cual vive.

Comentarios Futblog

Relacionados

Derechos reservados Arturo Peralta..