La historia de Vanderlei Lima la llama olímpica

386

Cuando todos esperaban a que el mejor futbolista de todos los tiempos Edson Arantes Do Nascimento Pelé fuera el último en llevar la llama olimpica al pebetero en los Juegos Olímpicos en Río, apareció para algunos de manera sorpresiva Vanderlei Lima el ex-maratonista brasileño que en Atenas 2004 ganó la medalla de bronce.

Lima terminó tercero en la carrera a pesar de ser atacado por un espontáneo cuando marchaba en primera posición. A pesar del schock del momento y la perdida de tiempo, el brasileño se sobrepuso y pudo terminar la carrera en el podio. Donde todos veía una derrota Lima lo convirtió en victoria.

Lima recibió la antorcha de la ex jugadora de baloncesto Hortencia Marcari, que a su vez había recibido el relevo de Guga Kuerten. El tres veces campeón en Roland Garros Guga Kuerten corrió entre lágrimas y con dificultad, por la cadera destrozada que tiene después de sufrir varias operaciones. Para los conocedores fueron unos relevos muy dramáticos.

Vanderlei Lima esperó mucho para llenarse de gloria, dando una lección de paciencia y resiliencia, buen mensaje que mandaron los organizadores, mostrando que el espíritu humano no necesita de una medalla para ser recordado por siempre.

El pebetero se encendió y se elevó al cielo donde se simuló ser el sol en la galaxia lo cual fue un espectáculo dorado. no estará en el Estadio de Maracaná, donde no se celebrará el atletismo sino la final de fútbol y la ceremonia de clausura. La llama olímpica arderá en el puerto de Río de Janeiro.

Dejar respuesta