¿El verdadero nivel de la selección?

262

Al fin terminó un ensayo más, la copa confederaciones, una copa en la cual nos da un ensayo de lo que sería el mundial, en cuanto, organización, ambiente, tecnología (llámese VAR) etc. etc. Que a mí a parecer,  falta mucho por hacer.

Alemania campeón, Chile segundo lugar, Portugal tercero y México…Cuarto, en otros procesos un cuarto lugar no sería tan malo, después de la última aparición en confederaciones donde ni la primera ronda pasamos, pero  ¿por qué ha sido tan criticado este cuarto lugar? Veamos.

Por un lado vemos una selección, compenetrada, unida, que juega  con mucha dinámica los primeros minutos, buena presión y buen toque, pero algo pasa, que es una selección frágil donde los últimos resultados, se han tenido que reponer de desventajas, algo que tenemos que destacar es la capacidad de reacción que tiene esta selección, un efecto casi inmediato, aunque no siempre pase.

En el proceso Osorio, hay muchos resultados positivos, bastantes victorias en su camino, algunas destacadas como la famosa visita a Tegucigalpa y a Columbus, donde  no se podía ganar, pero también ha habido dolorosas derrotas,  una de ellas y la que marco la crítica de su proceso fue el 7-0 ante chile y ahora el 4-1 contra Alemania, donde se vio una selección  perdida y sin  reacción,  donde  los rivales no solo ganaron, sino hasta aplastaron a la selección.

Formaciones muy criticadas, jugadores en otra posición, las ya muy conocidas rotaciones que nadie entiende y solo Osorio sabrá porque, han hecho del proceso de Juan Carlos Osorio una lluvia de críticas  en su accionar. Hoy en día se cuestiona mucho el nivel de la selección, una selección que  tiene una buena camada de jugadores Europeos y que deberían de dar ese salto de calidad, pero no ha sido así, la selección luce siempre poderosa en su propio territorio la CONCACAF,  e inclusive ha sido buenos competidores en Sudamérica, pero en los partidos cruciales, partidos donde  son a matar y morir, México siempre se ha quedado en el camino.

Más que  tener números positivos, ya a la selección necesita dar ese brinco, aquel brinco que la coloque en el término de las selecciones competidoras y no en el siempre ya encasillados “animadores “que juegan bien pero que no ganan nada, la copa oro ya no es un medidor de nivel, es un torneo ya viejo que no muestra el verdadero nivel de la selección, el negociazo que es ver goleando a una selección como  San Vicente o Guadalupe, nos hace creer que somos los mejores, cuando solo alimenta el ego de una selección que no sabe en qué nivel juega.

Hoy en día la CONCACAF  es una confederación donde no se encuentra un nivel competitivo, Estados Unidos, México  y ahora Costa Rica dominan en esta confederación, inclusive ya Costa Rica ha logrado pasar al quinto partido…y México, sigue buscando ese estilo de juego, esa formación, esos jugadores que consigan el ya famoso quinto partido, que ahora con Juan Carlos Osorio parece más lejos que nunca, la selección no está ilusionando, a pesar de las victorias no se ve un estilo ni un funcionamiento, ni siquiera una continuidad, las constantes rotaciones, no son bien vistas aquí, las diferencias entre jugadores  son muy marcadas y la selección sigue sin tener un funcionamiento adecuado.

Hoy solo vemos una selección, que es poderosa en la CONCACAF y más débil fuera de ella, los resultados positivos, nos apartan de la realidad, esta selección gana pero no convence, esta selección puede jugar del tu a tu un día y ser humillada en otro, esta selección tiene dos caras, la de la risa y la alegría ante equipos de muy bajo nivel y otra ante potencias y selecciones favoritas.

La verdadera presión de Osorio no es como gane, si no como se gane, los números son buenos, pero las derrotas que tiene son muy dolorosas, ¿le alcanzará a Juan Carlos Osorio para continuar su camino hacia el mundial? Nadie sabe, pero de que se haga un papel destacado y que ilusione con un quinto partido en el mundial, ya muchos  no lo creen.

 

Alejandro Juárez

@axeljr28

Dejar respuesta