No más “ehhh puuu..”

1160

Empezó como un juego, una forma de fastidiar (se podría decir) al portero del equipo contrario, poco a poco el grito se fue popularizando hasta llegar a instancias internacionales, hoy es un gran problema para la FMF, el haber minimizado el grito y no haberle dado importancia tiene entre las cuerdas a la Federación. Decio, Cantú y compañía temen por una sanción que afecte los beneficios económicos y deportivos de México, ni las campañas ni los spots han podido erradicarlo, ¿a qué se debe?.

México  es un país que se caracteriza, por sus costumbres, su tradición, su comida y el sazón que le pone a todas las competencias, pero también nos caracterizamos por ser rebeldes (por no decir otra cosa),  el  atrevimiento y la irresponsabilidad que  nosotros comúnmente le llamamos, “pasarnos de vivos”, en un país tan futbolero como este, una sanción a nuestro futbol nos caería como patada de mula, ¿que pasara si un día nos vetan de toda competición? Como todo buen mexicano no aceptaremos nuestra culpa, como aficionado duele pensar así, pero este es el pensar de muchos mexicanos, lo que parece un chiste puede provocar grandes problemas a nuestro futbol.

¿Cómo erradicar el grito?

Es la respuesta que la FMF quiere, esto ya no es juego, se debe de multar  o sacar aquellos organizadores del grito, sanciones severas a aquellos que insistan en hacerlo,  promover la educación, llegar a un acuerdo con las porras y las barras que son las que concentran mayor afición y decirles que no inciten al grito, hacer las cosas pero de verdad, y no solo estar justificando a la FIFA que es un “mexicanismo más” hoy en día la FIFA quiere alejar toda clase de insultos, llámese racistas que solo inciten a la violencia, el futbol no es como las luchas donde  puedes escuchar toda clase de palabrerías y que los mismos luchadores las incitan a decir, donde la interacción luchador y afición es mutua,  pero hay una gran diferencia entre la lucha libre y el futbol, y sin menospreciar a la lucha son dos ambientes distintos, como lo es en el tenis, en el golf, en el béisbol y basquetbol.

El verdadero mexicano aquel que le gusta el futbol, aquel que disfruta de una convivencia familiar  en el futbol,  entenderá que más que divertir al gritar “ehhhh puto” estamos afectando uno de nuestros deportes favoritos, y  que solo estamos fomentando la mala educación y al mal comportamiento  en nuestros niños, aquellos que solo van a los estadios a buscar pelea, a sentirse machos, a hacer líos, es la misma gente que no entiende que el grito ya no es sano.

Hoy en día la federación busca una solución y un buen ejemplo fue la copa confederaciones, donde cualquier  incitación al grito fue castigada, desde una advertencia hasta sacarlo del estadio y deportarlos del país, obvio en México no se podría hacer tanto así, pero un veto y una multa  tanto al aficionado, porras y directiva,  deberían ser castigos ejemplares.

La FMF pide a gritos erradicarlo, el futbol mexicano peligra y nosotros debemos estar conscientes de que más que apoyar estamos afectando al futbol, no más grito homofóbico.

Alejandro Juárez

@axeljr28

foto Nathan Gibbs

Dejar respuesta