Rusia 2018: El mundial también fue de ellos(mención especial)

364

Al terminar la Copa del Mundo, el campeón y su última batalla disputada dentro del terreno de juego para obtener la gloria máxima, es lo que acapara las portadas de todos los diarios alrededor de todo el mundo, los comentarios en redes sociales, los espacios en programas deportivos. Quedaran en la memoria colectiva, así como en cada país participante el desempeño de su combinado nacional, bueno o malo. Sin embargo hay dos equipos (excluyendo a Croacia que es punto y aparte) que sin duda alguna merecen tener una mención especial, ser parte de nuestros recuerdos cuando se vuelva a hablar de Rusia en un par de años, tal vez no por su futbol generado a lo largo del torneo o su límite alcanzado medido en alguna instancia, sino más bien porque han sabido llevarse nuestros corazones, países pequeños, con visibles limitantes, que no han enseñado que el futbol es el juego de todos, de chicos y de grandes. Estas son:

– ISLANDIA:

Sin duda alguna, la simple presencia de esta selección genero una simpatía por ellos de forma general, una expectativa por ver si esta selección que representa a poco más de 330,000 habitantes, era capaz de replicar lo hecho hace 2 años atrás en Francia, cuando acaparo las miradas del torneo y se ganó el respeto y cariño del resto del mundo. La selección del dentista hecho técnico Heimir Hallgrimsson, llego a Rusia con la motivación al tope sabiendo que su debut sería nada más y nada menos que ante la Argentina de Messi y compañía. Significo un gran estreno, al minuto 23, Alfred Finnbogason hizo la primer anotación en la historia de este país y Hannes Halldorsson se vistió de héroe nacional al detener el penal del 10 argentino que pudo significar la derrota del cuadro nórdico, todo esto aderezado por la presencia de su increíble afición y su ahora típico ritual de aliento, el tambor seguido de un aplauso al unísono y un grito de guerra que simplemente termina por enchinarte la piel. En su segundo encuentro ahora ante los nigerianos, cayó la primera derrota, un encuentro que tras el primer gol recibido, no les permitió saber cómo recomponer el partido llevándolo cuesta arriba hasta sucumbir por 2 a 0. Ante los croatas al cierre de la actividad de grupos fueron por todo, con una actitud muy atrevida dejando ver su mejor cara a lo largo del torneo, sin embargo el último toque, la definición les costó la derrota, la eliminación. Tal vez dejando de lado la eliminación de tu país, la de Islandia pudo haber sido una de las más sufridas por todo lo que género en el público espectador. Una selección humilde, trabajadora, que ha puesto el nombre de su tierra en alto, que nos ha hecho mirar a un mapa en busca de aquel pequeño pedazo de tierra que ellos llaman hogar, puede decirse satisfecha por lo hecho, pues encontraron el camino a seguir para volver y porque no sorprendernos muy pronto como lo hicieron aquel 2016 en tierras francesas.

– PANAMÁ:

“La Marea Roja”, el otro debutante, sin duda alguna viajo rumbo al mundial esperanzado en poder, en base a sus posibilidades y sabiendo dimensionar el tamaño de rivales que tendría en frente, darle una buena participación a su gente. Una nación que sin duda alguna seguía recordaron como hace poco más de 4 años, Estados Unidos y México les negaban el boleto a Brasil. Después de aquel capitulo lamentable con el “Bolillo” Gómez, fue Hernán Gómez quien tomó las riendas del equipo, trabajando de forma distinta con los jugadores, no solo se tocó el tema físico (el juego brusco siendo su mayor fortaleza y especialidad), sino que se trató de dar una idea de juego más allá del juego al cual están acostumbrados. El debut llego y fue frente a Bélgica, en donde simplemente no pudieron ante los embates de los europeos cayendo 3 a 0 en la segunda mitad. Fueron aplastados más adelante por Inglaterra (6-1) y ante los tunecinos se despidieron perdiendo con un gol de diferencia (2-1). Y entonces, ¿cuál es la mención especial?, sencillo, el gol convertido a los ingleses, no fue solo un simple gol que significaría el de la horna, sino todo lo que le rodeo. El primero en sus historia, hecho por un histórico como Felipe Baloy, un gol que fue celebrado entre el pueblo catracho como si les hubiesen dado la copa aquel mismo día, un gol que prendió la grada con cantos y bailes así como seguramente las principales calles del país centroamericano. Sin olvidar también el relato, aquel par de comentaristas reflejaban el sentimiento de toda una nación, una anotación que desbordo las lágrimas de más de un panameño en casa o en Rusia y a los fanáticos de este deporte una sensación de alegría y ternura. Simplemente el futbol a través de aquel momento nos demostró que el futbol es esto, alegría y unión. Y es que como gritar por primera vez gol no hay nada que se le parezca.

Sígueme para continuar recapitulando lo que dejo esta Copa.
TW: https://twitter.com/zonaddefinicion?lang=es
FB: https://www.facebook.com/zonaddefinicion/?ref=bookmarks
WEB: https://zonadefinicion.blogspot.com/

Dejar respuesta